La era de “los diferentes

October 30, 2015

 

La sociedad contemporánea ha dado inclusión en su seno a “los diferentes” otorgándoles una cierta tranquilidad y libertad de existencia, protegiéndolos en cierta manera de ser extirpados o relegados por el circuito social, incluso para algunos, disfrutando de cierto prestigio y admiración por su condición particular. Lo cierto es que no los ha incluido, ha modificado su fealdad para que quepan en el índice de “admisión social”. Los ciudadanos tampoco los han acepado como parte de un proceso de progreso intelectual, un resultado de consciencia crítica, sólo se les ha condicionando a su existencia. Han sido devorados por el concepto de la uniformidad.

 

“La melancólica muerte de Chico Ostra” escrito e ilustrado por Tim Burton, es mi libro prescrito en víspera a Halloween para quienes  saben que son raros o sienten curiosidad por ello. Una antología de niños insólitos y extraordinarios, como La chica vudú o Cabeza de melón, cuyos titulares parecieran dar  la entrada a super héroes, siendo aquellas habilidades excepcionales su debacle y razón para el trágico desenlace. No obstante, estas pequeñas historias narradas en verso (como los cuentos en verso para Niños Perversos de Dahl) se valen de la ironía y rotundo humor negro para hacer de su trágica ambivalencia una broma ilustrada a lo Edward Gorey.

 

 

 

Un recurso de la melancolía es cuestionar la normatividad y normalidad de quienes se hallan bajo su yugo, la burla sobre lo trágico es  ejercicio para quienes se sienten felizmente desdichados, como describiera Shakespeare el “ser melancólico”.

 

 

Soy devoto de la cinematografía de Tim Burton, me encanta el accidente y vulnerabilidad psíquicas de sus personajes, la intención decididamente oscura que encripta la existencia dual en los humanos, la forma natural en la que transitaría la vida de un diferente, en resumidas cuentas, una honestidad casi demente sobre la condición humana. Para mí, un ejercicio de transparencia tal, que sus mundos pueden resultar absurdos y barrocos pero no mentirosos. La melancólica muerte aparece entonces como un cuaderno de bocetos, de pequeñas películas timburtianas.

 

 

Puede resultar trágico no ser aceptado e incluido por un auténtico proceso de consciencia sino más bien por un efecto de adhesión mercantil donde se ha ampliado el abanico de la oferta. Los otros los siguen considerando raros o “freaks” y estos a su vez, aunque ya se hallen en la oferta, seguirán ocupando el estante de los insólito, debajo de lo “bonito” y auténticamente aceptable. No quedará de otra que burlarnos.

Felliz preludio a Halloween para todos, ojalá les metan su susto bien verraco. Aquí una dedicatoria para todos mis fenómenos, que por lo general, son mis amigos.

 

              Click en la imagen para que vean mi canción dedicatoria para Halloween

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

¿De dónde ha salido Mr. Fox?

October 7, 2015

1/1
Please reload

Entradas recientes

March 21, 2016

December 1, 2015